POSTURA DE LA SENADORA BLANCA PIÑA EN RELACION A LA POSTURA DEL GOBERNADOR SILVANO AUREOLES EN TORNO AL REGRESO DE LOS SERVICIOS EDUCATIVOS A LA FEDERACION


COMUNICADO
El Gobernador de Michoacán Silvano Aureoles Conejo dirigió una rueda de prensa en la que anunció que la administración a su cargo regresará los servicios educativos a la federación, bajo el argumento de que las finanzas estatales no cuentan con la solvencia económica para cumplir con los compromisos contraídos con los trabajadores de la educación.
Ante esta situación resulta preocupante que el Gobernador intente renunciar a su responsabilidad social de impartir educación pública, tal como se establece en los artículos 137 y 138 de la Constitución política del Estado de Michoacán de Ocampo y el artículo 3ro Constitucional, en los cuales se señalan claramente las obligaciones de ejecutivo de la entidad en materia educativa.
Dicha acción deja en la incertidumbre a miles de maestros que cuentan con una clave estatal y a sus familias.
Los intentos por renunciar aparecen en un contexto de incumplimiento de pagos y prestaciones a los trabajadores de la educación básica y normal, el cual se ha repetido por segundo año consecutivo, con lo que dichas declaraciones suenan más a una medida política para deslindarse del compromiso de realizar las gestiones necesarias que permitan solventar las necesidades financieras del Sistema Educativo Estatal.

De ser verdad, resultaría un acto de gran irresponsabilidad evadir sus funciones, obligaciones y responsabilizar para trasladarlas al Ejecutivo Federal.
Los argumentos del Gobernador resultan inadmisibles y absurdamente reiterativos, ya que de manera parcial y sistemática, desde su llegada al gobierno del Estado, ha responsabilizado al sistema estatal de educación pública, particularmente a los trabajadores de la educación, de los daños a las finanzas públicas estatales.
Es del conocimiento público el grado tan elevado de desaseo en que se encuentran las finanzas públicas de la entidad, situación que ha recibido fuertes señalamientos tanto por la Auditoria Superior de la Federación, como de la Auditoria Superior de Michoacán, al respecto de las sistemáticas irregularidades de las cuentas públicas.
Como Senadora de la República, me resulta inadmisible esta actitud irresponsable, que no sólo desestabiliza el Sistema de Educación Pública, sino que muestra falta de voluntad e incapacidad para resolver la problemática en que se encuentra el sistema de educación pública del estado.
Es lamentable que un mandatario estatal crea que puede desechar a capricho las obligaciones que en materia educativa tiene con las michoacanas y michoacanos.
Finalmente, expreso mi más amplia solidaridad a las trabajadores y trabajadores de la educación del estado de Michoacán en la defensa de sus derechos y salarios, y hacemos un llamado al Gobernador de Michoacán para actué con responsabilidad y atienda las funciones para las que fue elegido. Es necesario buscar soluciones y no evadir la problemática que afecta a la entidad.
ATENTAMENTE
Blanca Piña Gudiño
Senadora de la República

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.