EN LA ESPIRAL


Vicente González García
“EL ORGULLO Y SU HERMANA LA SOBERBIA DESTRUYEN TODO A SU PASO”
Si bien es cierto que EL ORGULLO es el que va a la cabeza de los siete pecados capitales, entendiendo y sabiendo que por consecuencia de este se desprenden los otros seis, ¡debemos tener cuidado! porque EL ORGULLO nos hace creer que merecemos todo, mas cuando nos se nos da lo que pensamos que merecemos tener, ¡TOMAMOS TODO y DE DONDE SEA!
Es importante saber que el egoísmo embriaga a la humanidad entera, pues este, acompañado de su hermana “LA SOBERBIA”, ¡VA DESTRUYENDO TODO A SU PASO! Incluso, las buenas obras que salen desde el interior del hombre, las corrompe y las convierte en una simple acción vanidosa.
Frente a este tipo de vicios que constantemente corrompe a todos los seres humanos, difícilmente alguien pudiese decir que él está exento de ser alcanzado por este tipo de corrupciones, o que es la excepción, porque todos sabemos que SÓLO Y ÚNICAMENTE DIOS ES PERFECTO.
Este tipo de males que solamente detectamos a través de nuestras actitudes externas, se encuentran enraizados en el corazón de todos los hombres, y para maquillarlos, generalmente recurrimos a la falsa moderación y humildad vacías de contenido a través de acciones caritativas “PINCHURRIENTAS” e insubstanciales.
Ejemplos claros que podemos palpar con mayor frecuencia es en el ámbito político-gubernamental, o bien durante las precampañas y las campañas político-electorales.
Y a este respecto, ¿Quién o quienes no han observado a ciertos gobernantes de cualquier nivel posando para las cámaras de los medios de comunicación abrazando a algún niño discapacitado, a algún ancianito o bien a ciertas familias de escasos recursos económicos a quien le entregan sonriendo alguna despensa, etc., etc.

La pregunta obligada es que ¿cómo es posible que los diputados locales, federales y los propios responsables del poder ejecutivo puedan anunciar nuevas leyes de reforma a la constitución en beneficio de la población sin PROMOVER y llevar a la práctica UNA VERDADERA JUSTICIA y LA PAZ que ayude al verdadero DESARROLLO INTEGRAL DEL HOMBRE?
¿Acaso no entenderán que lo más importante es instaurar “UNA MAYOR JUSTICIA A PARTIR DEL REPARTO DE LOS BIENES A QUE TODO SER HUMANO TIENE DERECHO, Y NO EN UNA ACTITUD DE GENTILEZA SINO A TÍTULO DE DERECHO?
SAN JUAN CRISÓSTOMO nos lo dice enérgicamente: “NO HACER PARTICIPAR A LOS POBRES DE LOR PROPIOS BIENES ES ROBARLES Y QUITARLES LA VIDA;..LO QUE POSEEMOS NO SON BIENES NUESTROS, SINO LOS SUYOS”. ES PRECISO “SATISFACER ANTE TODO LAS EXIGENCIAS DE LA JUSTICIA, DE MODO QUE NO SE OFREZCA COMO AYUDA DE CARIDAD LO QUE YA S DEBE A TÍTULO DE JUSTICIA”
En esta misma línea de razonamientos, me viene a la mente parte de un tema que analizábamos hace varios años con un grupo de jóvenes que semana a semana nos reuníamos para confrontar ideas sobre los retos a que nos podríamos enfrentar en la vida. Y de ello surgió un cuestionamiento que decía: ¿Cuánto tiempo tarda en dar frutos un naranjo? ¿Cuando se siembra el maíz cuanto tarda en cosecharse? Pero, y ¿EL HOMBRE, CUANTO TIEMPO TARDA EN DAR FRUTOS?
Bien recuerdo que la mayoría acertó diciendo: ¡HASTA QUE MADURA!
Sin embargo, después de ahondar un poco más sobre la respuesta dada, llegamos a la conclusión de que siempre, y para desgracia nuestra, se seguirán dando casos en que, “CONTINUAMENTE SEGUIREMOS SIENDO MUCHOS LOS QUE PASEMOS DE VERDES A PODRIDOS”.
Esto, sencillamente porque no maduramos nunca. “¡NUNCA APRENDEMOS A DAR, PORQUE PARA DAR, HAY QUE SABER DAR A TIEMPO, EN VIDA, Y DE FORMA DESINTERESADA!”
ACASO NOS HEMOS PREGUNTADO ALGUNA VEZ ¿CUÁNTO NECESITAMOS DE LO MUCHO QUE TENEMOS?
Esta pregunta, da para muchos otros cuestionamientos que tienen que ver con el propósito de la vida, y si Dios no alarga un poquito más la estancia en este mundo, trataremos a nuestra pequeña capacidad de adentrarnos en estos asuntos que son de vital importancia para llevar una vida en paz y en armonía.
LOS POLÍTICOS y CIUDADANOS COMUNES y CORRIENTES, SIEMPRE DEBEMOS RECORDAR QUE, HOY MÁS QUE NUNCA EXISTE LA GRAN NECESIDAD DE QUE TRANSFORMEMOS NUESTRO DURO CORAZÓN EN UN CORAZÓN CARITATIVO Y JUSTO A LA MEDIDA DE LA MISERIA EN QUE VIVEN LOS MILES DE FAMILIAS MARGINADAS DE TODO BENEFICIO SOCIAL Y GUBERNAMENTAL.
……..Hasta la próxima, si Dios nos lo permite……

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.