PRI no usará las calamidades que vive Michoacán para descalificar trabajo del Ejecutivo: Orihuela


El Partido Revolucionario Institucional hará un riguroso análisis del Cuarto Informe de Gobierno que presentó hoy el gobernador Silvano Aureoles Conejo al Congreso del Estado, acatando escrupulosamente las disposiciones legales y los procedimientos legislativos correspondientes, anticipó el coordinador parlamentario de PRI, Eduardo Orihuela Estefan.
Pero también aclaró que su partido no pretende usar las calamidades que vive el estado como táctica discursiva de descalificación a la visión del Ejecutivo estatal. Propuso al gobernador del estado trabajar juntos y armónicamente en la defensa de las instituciones e impulsar su evolución y desarrollo, y luchar por la excelencia educativa, que ponga en el centro de las decisiones a los estudiantes.
En la tribuna parlamentaria, Orihuela Estefan expuso que
rendir cuentas es una obligación constitucional y una condición inherente de la democracia. Agregó que “al hombre público se le evalúa por su capacidad de hacer. Los propósitos lo significan; los hechos lo califican”, y dijo que el quehacer parlamentario del PRI tiene compromisos con la sociedad michoacana.

Citó la frase de Ocampo escrita con letras de oro en el recinto parlamentario: “Es hablando, no matándonos, como debemos entendernos”, sin embargo opinó que el país y el estado están lejos de vivir en paz y con prosperidad; “al contrario, vivimos en un ambiente impregnado de sangre e intranquilidad pues en 2018, en Michoacán se cometieron más de cuarenta y cinco mil delitos, dos mil trescientos de ellos homicidios. El delito que más lacera el tejido social”.
Agregó que las cifras en torno al desarrollo económico no son las más alentadoras, “una tasa de crecimiento del 1.1 por ciento nos deja por debajo de la media nacional. A esto habrá que sumarle la baja productividad laboral al ubicarnos en el lugar 24 de los estados del país”.
No obstante, reconoció avances en el combate a la pobreza durante el gobierno de Silvano Aureoles, “pero seguimos con un gran pendiente, pues 24.4 por ciento de la población tiene rezago educativo y más del 21 por ciento carencias de salud.
Subrayó que los avances y logros del gobierno actual son importantes, “pero transformar la realidad más rápido es imperante”. Y planteó como la única salida a la pobreza, la generación de empleos bien remunerados. “Si lo queremos lograr necesitamos un estado con finanzas sólidas que establezca políticas redistributivas y dé confianza a los contribuyentes del buen manejo de los recursos públicos.
Demandó que el presidente de la República cumpla con la federalización de la nómina, porque es indispensable para el saneamiento financiero de Michoacán y confió en que ello se dé a la brevedad, porque “nuestro estado no merece esta crisis económica que limita su desarrollo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.