COLOMBIA PIERDE 1-2 CON JAPÓN Y TIENE UN DEBUT AMARGO EN RUSIA 2018

Una temprana expulsión de Carlos Sánchez cambió el partido. El equipo de Pékerman trató, pero no encontró su juego y cometió varios errores en defensa.
Es la primera derrota de seleccionados sudamericanos ante asiáticos en un Mundial.
James Rodríguez, que entró desde la banca en el minuto 59, no pudo convertirse en el salvador de un seleccionado que jugó desde el minuto 3 con diez futbolistas por la expulsión del volante Carlos Sánchez, el primero en recibir la tarjeta roja en este Mundial.
James, que padecía algunas molestias musculares, trató de imprimirle orden y categoría a un equipo cafetero que era puro ímpetu en busca del empate.

Pero fue imposible debido al deficiente funcionamiento del equipo de Pékerman. Esto sumado al hecho de Jugar con diez hombres en una alta competencia como un Mundial.
Kagawa transformó en gol el penal por mano dentro del área que había cometido Sánchez.
Y es que la prematura expulsión de la ‘Roca’ Sánchez sentenció casi desde el vestuario el pleito de la primera fecha del Grupo H.
Poco antes del descanso, en el minuto 39, Juan Fernando Quintero empató para Colombia al sorprender con un tiro raso por debajo de la barrera.
En la segunda parte, Colombia comenzó tratando de controlar un poco más el juego, aunque fueron los japoneses los primeros en llevar peligro, con dos remates desde el interior del área de Osako (53) e Inui (56) salvados por David Ospina.
Curiosamente, la entrada de James a la hora de juego (por el goleador Quintero) coincidió con el momento en el que Japón pasó a dominar más claramente y Colombia replegó líneas en busca de alguna contra.
Poco a poco, los japoneses se fueron adelantando y acercándose con más peligro al arco de Ospina hasta que llegó el segundo gol de los asiáticos en un córner cabeceado por Osako (73).
Respondió Colombia con un remate de James tras un pase de tacón de Jefferson Lerma, pero un defensa japonés se adelantó para enviar el remate del 10 a córner antes de que la pelota llegara al arco (78).
Fue el último intento por empatar de Colombia, que acabó desfondada por el esfuerzo físico realizado durante todo el partido en inferioridad numérica.
A diferencia del choque de hace cuatro años, que supuso la eliminación de Japón en la primera fase, a Colombia aún le quedan dos partidos.
Tras la derrota de este martes en Saransk, en su debut en el Grupo H del Mundial, Colombia se ve casi obligada a ganar sus dos restantes partidos, contra Senegal y Polonia.
José Pékerman: “Los muchachos hicieron un gran esfuerzo, a pesar del hombre de más de Japón”
El dato
Según la FIFA, la tarjeta roja de ‘La Roca’ Sánchez es la segunda expulsión más temprana de toda la historia de los Mundiales tras la del uruguayo José Batista a los 52 segundos en el Uruguay-Escocia de México-1986.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.