EL MAYOR FRACASO DE LA HISTORIA DE ALEMANIA


El campeón nunca había caído en la fase de grupos
«El fútbol es un deporte en el que juegan once contra once y en el que siempre gana Alemania», recalcó Gary Lineker en una frase lapidaria. Pero los milagros no siempre ocurren. La historia no siempre juega. Alemania, campeona del mundo en Brasil 2014, con cuatro Mundiales en su palmarés y plagada de estrellas, se va a casa a las primeras de cambio. Nunca había sido eliminada en la fase de grupos. Desde Francia 1938 no caían a las primeras de cambio. En un grupo con Suecia, Corea del Sur y México, no han sido capaces de clasificarse. Tenían que ganar a los coreanos en la última jornada y perdieron por 0-2. Toda una decepción. Löw, Neuer, Kroos, Müller… han pasado de la gloria al infierno. Del éxtasis a firmar el mayor fracaso de la historia de Alemania. Lo nunca visto. Se han dejado la estrella por el camino quedando ¡últimos de grupo! y tras perder ante México y Corea del Sur. Fracaso total.
Werner, Müller, Mario Gómez…. Ninguno pudo marcar. Alemania se quedó a cero ante Corea del Sur. Löw puso todo en el césped pero no llegó el gol. El bombardeo al área coreana no tuvo premio. Y, está vez, no llegó Kroos al rescate como ante Suecia. Un mar de lágrimas. Neuer buscó el gol en el tiempo añadido y se encontró el 0-2. Un sopapo histórico. Se han enredado y atascado en el peor momento. Les pillaron el truco.
Woo llegó al Mundial como tercer portero de Corea del Sur y se ha salido. Las estiradas del meta del Daegu no impidieron que los asiáticos pasaran a octavos pero le encumbraron al cielo en Rusia. Su paradón a Goretzka es una de las postales de la Copa del Mundo. Se estiró y sacó el tiro de forma imposible. En Alemania van a tener pesadillas con él. Todo un muro.
Mejor ‘las preguntas’. ¿Por qué ha jugado Neuer y no Ter Stegen? ¿Por qué ha visto Sané la Copa del Mundo desde la playa? A la ‘Mannschaft’ le ha faltado frescura en ataque y el extremo del City se la podría haber dado. Y el portero del Barcelona, que se salió en el Camp Nou conquistando Liga y Copa, ha sido el suplente del meta del Bayern, que ha estado en el dique seco durante toda la temporada. Se recuperó justo antes del Mundial y ha sido titular… y no ha brillado. No ha ejercido de salvador.
Italia en 2010, España en 2014, Alemania en 2018… Las últimas tres campeonas del mundo han sido eliminadas a las primeras de cambio. La maldición que persigue al ganador. La Alemania de Löw, dinámica, dominadora, arrolladora en Brasil… pasó sin pena ni gloria por Rusia. Özil, Müller y compañía quedan señalados. Una hecatombe que tendrá consecuencias. Toca renovarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.