EL PRI YA PIENSA EN 2019: RUIZ MASSIEU SE REÚNE CON DIRIGENTES ESTATALES


Y Rubén Moreira adelanta «ajustes» para consolidar las fortalezas del tricolor de cara a los cinco procesos electorales locales.
2019. Aguascalientes, Baja California, Durango, Quintana Roo y Tamaulipas tienen elecciones el próximo año.
CIUDAD DE MÉXICO – Tras la derrota electoral del 1 de julio y el relevo en la dirigencia nacional, el PRI prepara ajustes internos de cara a las elecciones locales que celebrarán cinco estados en 2019.
Ese fue uno uno de los temas que delegados y los dirigentes nacionales y estatales abordaron en una reunión de dos días que sostuvieron en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN), según informó el partido en un comunicado.
«Será necesario hacer ajustes para consolidar las fortalezas con las que cuenta el partido para enfrentar con éxito el reto que representan las elecciones de 2019», cita el comunicado a Rubén Moreira Valdez, secretario general de CEN, aunque no detalla de qué ajustes se trata.
Los estados que renovarán diversos cargos locales en 2019 son Aguascalientes, Baja California, Durango y Tamaulipas, gobernados por el PAN, y Quintana Roo.
En la reunión de dirigentes y delegados, el PRI también discutió «los inminentes procesos extraordinarios» de 2018. Hasta el momento, está en riesgo de anulación la elección del distrito 02, en Bochil, Chiapas, donde candidatos de la alianza PRI-PVEM-Nueva Alianza se hicieron pasar por indígenas.
Durante la reunión, los dirigentes priistas respaldaron el cambio en la dirigencia nacional y abordaron el panorama tras los resultados de la elección presidencial y la refundación del partido.
Afirmaron que el PRI será una oposición objetiva y crítica del futuro gobierno. En especial, advirtieron, evaluarán que el presidente electo cumpla los compromisos que asumió en campaña.
Ruiz Massieu señaló que los esfuerzos por reformar al partido deben empezar al interior, al honrar sus documentos básicos y actuar corresponsablemente, asumiendo que dirigentes, sectores, organizaciones y militantes integran un solo instituto político.
Además de la unidad, dijo, el tricolor “debe recuperar su vocación como defensor de las causas ciudadanas” y articular una visión de salvaguarda de los derechos de las minorías.
“El PRI mantendrá su cohesión y actuará como un solo bloque, en defensa de los derechos de la gente, de forma crítica, constructiva y firme”, señaló.
A tres semanas de haber asumido la presidencia del tricolor, la exsecretaria de turismo, afirmó que las reuniones que ha tenido con los futuros senadores, diputados federales y locales, con sectores y organizaciones, han permitido refrendar el compromiso de trabajar en la construcción de un PRI más articulado y eficiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.