SOCIEDAD VE A SEXENIO DE PEÑA NIETO COMO EL PEOR


Mecanismos disponibles para investigar delitos (leyes del SNA), en la congeladora todo un año
Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto los casos de corrupción resultaron constantes. Desde gobernadores, secretarios de Estado y la misma familia presidencial estuvieron involucrados en escándalos de corrupción que generaron un hartazgo en la sociedad que a tres meses del fin de la administración del priista, sigue sin resolverse.
Para Ricardo Alvarado, investigador de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, la sensación de que este sexenio es el más corrupto está muy presente en la sociedad, una idea que llevó al hartazgo de la sociedad que no vio avances esto a pesar de la creación del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA)
“No creo que sea un logro que se puedan colgar (la creación del SNA), sino más bien la responsabilidad de haber frenado al sistema en sus primeros momentos”, dijo la investigadora.
Casos como el de los exgoberandores César Duarte, Javier Duarte, Guillermo Padrés, la exlíder del SNTE Elba Esther Gordillo , la Casa Blanca, Odebrecht o el Paso Exprés de Cuernavaca son algunos de los casos de corrupción que quedan en la memoria del ciudadano durante este sexenio.
Pese a que en algunos casos se ha detenido a los presuntos responsables, la falta de pruebas lleva a su exoneración, mientras que en otros casos siguen sin avances que pudiera dar con una sentencia.
Alvarado explicó que parte de este problema de impunidad es debido a la falta de andamiaje institucional para enfrentar estos casos de corrupción. Aunque en teoría con el SNA debía de irse resolviendo, la realidad es que en un año que lleva operando el Sistema, el Gobierno sigue sin terminar los nombramientos, tales como el fiscal Anticorrupción o los 18 magistrados del Tribunal Superior de Justicia Administrativa.
“Todos los mecanismos disponibles para que el Estado investigue delitos de corrupción parecieran haber entrado en la congeladora durante un año, y eso es la responsabilidad de gobierno por no empujarlo. Las personas que estuvieron directamente involucradas desde la sociedad civil en escribir las leyes secundarias del SNA podrían decir es que normalmente había oposición del gobierno y eso representó un freno para poner en marcha el Sistema”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.