EN LA ESPIRAL


Vicente González García
COMO VENCER LA TENTACIÓN DE LA INFIDELIDAD QUE AMENAZA LA VIDA DE NUESTRAS FAMILIAS
Ser fieles significa permanecer en el amor, en el proyecto original, en la intención primera. La fidelidad es expresión y exigencia del amor. No hay amor verdadero cuando no hay fidelidad, si queremos ser fieles, tenemos que vencer la tentación de la infidelidad que se manifiesta de muchas formas.
Las tentaciones a menudo vienen de nuestro egoísmo, aunque también influye el ambiente en que vivimos que nos ofrece formas de vida que nos llevan a hacer a un lado a las personas que amamos.
Cuando nos dejamos llevar por nuestro propio egoísmo o por las tentaciones del ambiente se nos hace difícil permanecer en nuestra decisión de amar y lo primero que hacemos es culpar a los demás de nuestra infidelidad.
Necesitamos fortaleza para enfrentar las presiones sociales que, fuera de nuestro control, nos influyen y debilitan la voluntad para que nuestras familias permanezcan unidas en el amor. Necesitamos fortaleza para vencer la fuerza del pecado, que nos debilita y pone en crisis nuestra fidelidad con Dios y con nuestros hermanos.
Todos necesitamos hacer un alto en el camino y revisar nuestras vidas y la de nuestras familias y así poder considerar cuales son sus y nuestras tentaciones y analizar de donde vienen.
Aquí hay que considerar si los medios de comunicación están influyendo en la vida de nuestras familias más allá de sus voluntades.
También, igualmente debemos preguntarnos si se hemos reflexionado en el sentido de que el divorcio es la solución más eficaz para, entre comillas, solucionar cualquier dificultad en la vida de pareja.

De la misma forma hay necesidad de cuestionarnos a partir de si pone en crisis nuestra fidelidad al vivir en casa la experiencia del alcoholismo, drogadicción, o bien otras adicciones.
¿Cómo pues, vencer o resolver en familia Las dificultades que surgen por la diferencia de temperamentos y de puntos de vista?
Cuando una mujer y un hombre se comprometen a mantenerse fieles en los tiempos buenos y en los malos, ellos confirman su decisión de amarse mutuamente. Pero, esta decisión, como lo muestra la experiencia, hay que hacerla una y otra vez, cuando es agradable y también cuando no lo es. Es una decisión que hay que buscar vivir, y pedir en oración para el bien de las personas a quienes decimos que amamos. Es una promesa de fidelidad.
Para que un matrimonio y una familia creyentes y de buena voluntad superen las pruebas tiene que haber más que tolerancia. La única manera de vencer la tentación de encerrarnos en nuestros egoísmos es hacer la experiencia del desierto, es darnos la oportunidad de hacer un poco de silencio en medio del ruido de nuestras vidas, para dejar que Dios nos hable al corazón.
En nuestra experiencia del desierto debemos considerar los pasos siguientes:
☆DEDICAR EL TIEMPO NECESARIO PARA HACER ORACIÓN.
☆PRIVARNOS DE LO QUE MÁS NOS GUSTA O LO QUE PARA NOSOTROS ES MÁS VALIOSO, PARA COMPARTIRLO CON LOS DEMÁS.
☆SEGUIR EN UNA LUCHA INCESANTE Y DE ESFUERZO PARA GRADUALMENTE IR SUPERANDO NUESTROS DEFECTOS.
Parte que se considera de mayor importacia es la de «DEJAR QUE LA CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA TOQUE LA VIDA DE NUESTRAS FAMILIAS Y LAS TRANSFORME.
ESTO PUES, NOS PIDE ENFRENTARNOS A LA VERDAD DE NUESTRAS ACTITUDES EGOÍSTAS, PARA ABRIRNOS LA POSIBILIDAD DE UN AMOR MÁS GRANDE, EL QUE ES ENTREGA Y NO EXIGENCIA, EL QUE ES DON Y NO RECLAMO, EL QUE ES COMO EL DE JESÚS Y QUE CONTEMPLAMOS CADA VEZ QUE VIVIMOS LA CELEBRACIÓN DEL MEMORIAL DE SU PASIÓN, MUERTE Y RESURRECCIÓN.
FINALMENTE ES NECESARIO QUE OBSERVEMOS EN NUESTRO DIARIO VIVIR, ¡¡CUÁNTOS SIGNOS DE MUERTE Y DESAMOR SIGUEN MARCANDO A NUESTRA SOCIEDAD, Y EVIDENTEMENTE, A NUESTRAS FAMILIAS!!
POR ELLO SAN JUAN PABLO II, EN LA IV CONFERENCIA DEL EPISCOPADO LATINOAMERICANO CELEBRADO EN SANTO DOMINGO, NOS DICE CARAMENTE: «NO OS DEJEIS SEDUCIR, ESPOSOS CRISTIANOS, POR EL FÁCIL RECURSO DEL DIVORCIO. NO PERMITAIS QUE SE ULTRAJE LA LLAMA DE LA VIDA. EL AUTÉNTICO AMOR DENTRO DE LA COMUNIÓN MATRIMONIAL SE MANIFIESTA NECESARIAMENTE EN UNA ACTITUD POSITIVA ANTE LA VIDA».
¡¡CUÁNTOS ATENTADOS A LA FIDELIDAD MATRIMONIAL Y AL MISTERIO DE LA VIDA!!
…Hasta la próxima, si Dios nos lo permite…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.